0. Año fiscal

1. Aportes jubilatorios.

2. Descuentos para Obras Sociales. No incluir INSSJyP (PAMI), el sistema lo contempla.

3. Primas de seguros para el caso de muerte.

4. Descuentos obligatorios establecidos por ley nacional, provincial o municipal. No incluir Ley 24463, el sistema lo contempla.

5. Gastos de sepelio del contribuyente y de las personas a su cargo.

6. Intereses de préstamos hipotecarios para la compra de vivienda.

Ayuda :

1. Descuentos obligatorios por ley de aportes jubilatorios.

2. Descuentos con destino a obras sociales del titular de la prestación y de sus cargas de familia.

3. Corresponden a las sumas pagadas por seguros que cubran el riesgo de muerte. En los casos de seguros “mixtos”, sólo es deducible la parte de la prima que cubre el riesgo muerte – Tope de deducción tablas Anexo II.4. Corresponden a cualquier descuento obligatorio establecido por ley nacional, provincial o municipal.

5. Corresponden a los gastos de sepelio efectivamente incurridos ya sea por el titular y a las personas que revistan para el mismo el carácter de cargas de familia – Tope de deducción tablas Anexo II.

6. El artículo 81 inc. a) de la Ley del Impuesto a las ganancias dispone que podrán deducirse los intereses correspondientes a créditos hipotecarios por la compra o construcción de inmuebles destinados a casa habitación del contribuyente, hasta la suma de $ 20.000 anuales. Debe tratarse de créditos otorgados a partir del 01-01-2001.

7. Importes abonados a los trabajadores domésticos en concepto de contraprestación por los servicios prestados y para cancelar las contribuciones patronales indicadas en el artículo 3 del Régimen Especial de Seguridad Social para Empleados del Servicio Doméstico, aprobado por el artículo 21 de la Ley 25.239. (Res. AFIP Nº 841/00). El límite máximo de deducción es el equivalente al Mínimo no Imponible vigente en cada periodo.

8. Descuentos realizados al titular en concepto de Cuotas sindicales.

9. Descuentos informados por DDJJ en concepto de aportes a seguros de retiros privados.

10. Corresponden a los gastos efectivamente incurridos en: hospitalización en clínicas, sanatorios y establecimientos similares; prestaciones accesorias de la hospitalización; servicios prestados por los médicos en todas sus especialidades, por los bioquímicos, odontólogos, kinesiólogos, fonoaudiólogos, psicólogos, etc.; los servicios prestados por técnicos auxiliares de la medicina y todos los demás servicios relacionados con la asistencia, incluyendo el transporte de heridos y enfermos en ambulancias o vehículos especiales. Resultará deducible hasta un máximo del 40% de los importes efectivamente facturados por los prestadores de los servicios o 5% (cinco por ciento) sobre el Subtotal “A” del esquema de liquidación (lo que resulte menor). Esta deducción es aplicable sólo en la liquidación anual o final. No están incluidos los medicamentos.

11. Corresponden a abonos o cuotas pagadas a instituciones que presten cobertura médico-asistencial, que cubran tanto al titular y a las personas que revistan para el mismo el carácter de cargas de familia. Los importes máximos a deducir por estos conceptos resultan de aplicar el 5% (cinco por ciento) sobre el Subtotal “A” del esquema de liquidación.

12. Corresponden a las donaciones (en efectivo o en bienes) efectuadas a: los Fiscos Nacional, Provinciales y Municipales; instituciones religiosas; asociaciones, fundaciones y entidades civiles de asistencia social, salud pública, caridad, beneficencia, educación e instrucción, científicas, literarias, artísticas, gremiales y las de cultura física e intelectual. La deducción de los importes donados será procedente siempre que las entidades e instituciones beneficiarias hayan sido reconocidas como exentas por la A.F.I.P., y además, deberán cumplirse los requisitos dispuestos por la resolución general (AFIP) Nº1815. Los importes máximos a deducir por estos conceptos resultan de aplicar el 5% (cinco por ciento) sobre el Subtotal “A” del esquema de liquidación.

14. Cómputo del Impuesto a los débitos y créditos en Cuentas Bancarias – Ley 25413, corresponde deducir solo el 34% del impuesto total abonado (El sistema calcula el 5 , ingresar el total). El cómputo es procedente en la liquidación anual. El titular debe informar por nota al agente de retención el importe a considerar por este concepto.

 

15 ,  16 y  17 Familiares a Cargo

Asimismo, quienes tengan familiares a cargo, tienen derecho a computar determinados importes por cada uno de ellos. Para que un familiar pueda ser considerado como “deducible” a los fines impositivos, deben verificarse las siguientes condiciones:

- Hallarse efectivamente a cargo del dependiente.

- Debe ser residente en el país.

- Que sus ingresos netos anuales, por cualquier concepto, no superen el importe del mínimo no imponible vigente.

- Que se trate de cónyuge, hijo/a, hijastro/a, nieto/a, bisnieto/a, menor de 24 años o incapacitado para el trabajo; padre, madre, abuela/o, bisabuela/o, padrastro y madrastra; hermano/a menor de 24 años o incapacitado para el trabajo; suegro/a; yerno o nuera menor de 24 años o incapacitado para el trabajo.

Si dos contribuyentes tienen a cargo al mismo familiar directo, ambos pueden deducirlo. Por ejemplo, si padre y madre trabajan en relación de dependencia, ambos pueden considerar como deducible a los hijos. No puede considerarse como deducibles la concubina/o, como tampoco los hijos de ésta/éste.